Chephren

Chephren


We are searching data for your request:

Forums and discussions:
Manuals and reference books:
Data from registers:
Wait the end of the search in all databases.
Upon completion, a link will appear to access the found materials.


El Templo del Valle de Chephren(Khafre)


Se supone que el Templo del Valle fue construido para el faraón Khafre (Chephren). El Templo está adyacente a la Gran Esfinge, y se utilizaron grandes bloques de piedra caliza que se extrajeron del recinto de la Esfinge para construir la pared exterior del Templo. El interior del templo está construido en granito, también grande, y traído río abajo desde Asuán. El piso del Templo es de alabastro, una piedra bastante blanda que debería mostrar más desgaste del que hace.



Entrada al Templo del Valle de Chephren.


Un aspecto interesante de la pirámide de Khafre son las piedras muy grandes que se utilizan en partes de los cursos inferiores de la pirámide, la plaza circundante y los templos mortuorios y del valle. (60-200 toneladas / 50.000-180.000 kilogramos, en comparación con las piedras piramidales más comúnmente utilizadas de 2-3 toneladas / 1800-2400 kilogramos). Esto es una indicación para algunas mentes de que la pirámide se construyó sobre una construcción anterior. El Templo del Valle está conectado a la pirámide por una calzada de 500 yardas de largo. La conservación de muchas de las columnas de granito sin decorar es excelente. Sin embargo, la pared exterior del templo está construida con bloques de piedra caliza, que se han erosionado.



La pared norte de piedra caliza del Templo del Valle de Chephren.


El templo del valle del rey Chephren

El Templo del Valle del rey Chephren es parte del Complejo de las Pirámides de Giza. Un destino muy popular para los turistas que visitan Egipto.

El templo del valle del rey Chephren

El Templo del Valle del rey Chephren es parte del Complejo de las Pirámides de Giza. Un destino muy popular para los turistas que visitan Egipto, el Templo del Valle de Chephren es una gran marca de la antigua civilización egipcia y una prueba viviente de lo importante que fue la cuarta dinastía en la historia de Egipto y la civilización misma. El complejo del Templo del Valle de Chephren en Giza es notablemente uno de los templos o estructuras mejor conservados del Reino Antiguo de Egipto, en particular de la Cuarta Dinastía. Después de ser enterrado por la arena del desierto, se limpió de arena en el siglo XIX. Es una auténtica maravilla de la ingeniería y también una obra maestra de la arquitectura monumental del antiguo Egipto. Su estilo arquitectónico distintivo lo identifica como uno de los edificios de piedra más antiguos de Egipto, si no del mundo. ¿Dónde está el Templo del Valle de Chephren ¿Situado? Está ubicado al este de la pirámide de Chefren en el complejo de las pirámides de Giza, más cerca del Nilo y del famoso gran templo de la Esfinge.
El Templo del Valle de Chephren es parte de una tierra legendaria donde una vez los reyes y faraones más grandes de Egipto eligieron construir sus templos funerarios. Se han encontrado muchos restos en el Templo del Valle que menciona los nombres de Hathor y Bubastis, y también Khafre. Se descubrieron estatuas de Khafre en el templo en la década de 1860. ¿Quién construyó el Templo del Valle de Chephren ? El Templo del Valle de Chephren Giza se atribuye al rey Chephren, uno de los reyes de la IV Dinastía.

DISEÑO DEL TEMPLO

El templo mortuorio de Chephren se hizo de manera organizada y estaba compuesto por un vestíbulo de entrada, un patio abierto con algunos pilares grandes, cinco nichos de la segunda cámara del templo donde probablemente se colocaron las estatuas del Faraón, cinco almacenes detrás estos cinco nichos y finalmente un santuario más interno que contenía un par de estelas o rocas verticales con inscripciones escritas en ellas y una puerta falsa a través de la cual se creía que el faraón muerto entraba desde la cámara funeraria para recoger las ofrendas que se le daban. La parte frontal de este templo estaba hecha de grandes bloques de piedra caliza, que estaban cubiertos por una capa de piedra caliza más fina. Los tejados del vestíbulo de entrada y del segundo vestíbulo rectangular estaban sostenidos por gruesos y robustos pilares. Supuestamente había 12 estatuas de Khafre en el patio, algunas de las cuales podrían ser incautadas por los reyes de las dinastías posteriores. Cinco pozos para botes se encuentran antes de este templo mortuorio, excavados en la base de la roca, que contenían los botes que trajeron los restos mortales del faraón para preservarlos como una momia en la pirámide.

El Templo del Valle de Chephren

Los bloques del Templo del Valle están hechos de Granito Rojo y aún permanecen en muy buen estado de conservación hasta el día de hoy. Además, hay grandes estatuas del rey Chephren que se han descubierto en el templo del Valle y ahora se encuentran en el Museo Egipcio de El Cairo, esas estatuas están hechas de Diorita, que es un material muy difícil de tallar y todas las estatuas protegen el deidad principal durante el período del antiguo Egipto.

Si desea visitar Egipto "Tierra de faraones"Y ser testigo de estos monumentos históricos, entonces debería consultar nuestros mejores Paquetes turísticos de Egipto y elige tu viaje favorito.


Esfinge: Historia de un monumento. Traducido por David Lorton

La Gran Esfinge de Giza y las pirámides de Keops (Khufu), Chephren (Khafre) y Mycerinus (Menkaure), ante las cuales se asienta con orgullo, se encuentran entre los monumentos más perdurables del mundo antiguo: han estado allí durante 4.500 años y, una vez vistos, no se olvidan fácilmente. En este pequeño libro sobre un coloso, publicado originalmente en francés como ¡Esfinge! Le Père la terreur: histoire d & # 8217una estatua (París: Noêsis, 1997), Christiane Z (ivie) -C (oche) tiene el admirable objetivo de ponerse detrás de la imagen aparentemente inmutable e inmutable de la Esfinge y presentar una historia real, un relato para el público educado de cómo durante la Durante milenios, este icono ha desempeñado una serie de funciones y ha sido objeto de una serie de alteraciones naturales y artificiales. En el año 1500 a. C., por ejemplo, estaba tan escondido por la arena que solo se veía su cabeza, mientras que en la época romana se erigían escaleras y plataformas a su alrededor para beneficio de los turistas. Desafortunadamente, la idea detrás del trabajo de Z-C & # 8217 es mejor que la ejecución, y es difícil no desear que el autor, un distinguido egiptólogo, hubiera escrito un ensayo contundente o producido un libro de aproximadamente la misma longitud con la flacidez. ido y algo más sobre otras esfinges y figuras parecidas a esfinges.

Hasta cierto punto, la culpa debe ser del traductor, David Lorton, quien nos ha dado lo que nadie podría dejar de ver es una traducción al inglés, a menudo cuestionable, de algo compuesto en otro idioma. 1 Aún así, las muchas otras traducciones de Lorton & # 8217 de libros egiptológicos en francés y alemán para Cornell University Press (¡esta es la duodécima en cinco años!) Han sido ampliamente elogiadas en esta revista y en otros lugares, 2 y una mirada al original de Z-C & # 8217 me hace pensar que Cornell University Press debería haber insistido en editar el manuscrito francés antes de aceptar publicar una traducción. Este es un territorio peligroso, pero me arriesgaré y diré que incluso si hay algo de verdad en el estereotipo de que la escritura humanística francesa premia lo discursivo y alusivo sobre lo directo y lógico, esto todavía no excusa la desenfrenada confusión que se encuentra en este libro.

El libro consta de siete capítulos más un preámbulo y un tema de conclusión de varios tipos (por ejemplo, una cronología de la historia egipcia fastidiosamente escasa [xiiif.] Y una bibliografía anotada bien organizada [111-16]). 3 Los primeros tres capítulos (Cap. 1 & # 8220Sphinx — Sphinxes, & # 8221 4-12 Ch. 2 & # 8220 The Modern History of the Sphinx, & # 8221 13-22 y Ch. 3 & # 8220 Descripción e historia de la Sphinx, & # 8221 23-35) parecen estar pensados ​​como trasfondo para los capítulos ordenados cronológicamente más claramente que siguen (Capítulo 4 & # 8220 The Old Kingdom: The Sphinx as Part of the Chephren Funerary Complex, & # 8221 36-40 Capítulo 5 & # 8220 Las transformaciones del nuevo reino, & # 8221 41-77 Capítulo 6 & # 8220 El nuevo enfoque del primer milenio, & # 8221 78-97 y Capítulo 7 & # 8220 El período grecorromano, & # 8221 98-110), pero esta estructura, en sí misma confusa, conduce a la repetitividad. ZC describe, en dribs y monótonos a lo largo de las primeras cuarenta páginas, los orígenes de la Gran Esfinge, cuya forma misma (no solo su tamaño: 238 pies de largo y con una altura máxima de un poco más de 65 pies) no tiene precedentes. o prácticamente así, en el Reino Antiguo: este león con (probablemente [?]) la cabeza de mediados del tercer milenio antes de Cristo. (Cuarta dinastía) el faraón Chephren (gobernó hacia 2576-2551 aC), quien también encargó la segunda de las Grandes Pirámides, está en Z-C & # 8217s vista un & # 8220 trabajo extraordinario de un arquitecto genio, que creó un nuevo arquetipo al servicio de un poderoso soberano cuya imagen estaba ansioso por magnificar & # 8221 (6). 4 El corazón del libro es el Capítulo 5, en el que el autor nos lleva más allá del Reino Medio, durante el cual Giza fue abandonada en gran parte, y hacia el Reino Nuevo (que comienza hacia 1569 a. C.): & # 8220 El sitio ya no era un necrópolis real y privada adjunta a la ciudad capital Menfis, sino más bien un lugar de culto y un lugar de peregrinaje cuyo corazón era la Gran Esfinge, en adelante conocida con el nombre de Haremakhet & # 8221 (41). El nombre Haremakhet (Helenizado Harmakhis) se traduce como & # 8216Horus-in-the-Horizon, & # 8217, y ZC se esfuerza por explicar el cambio de lo real (Sphinx & # 8211 Chephren) a lo divino (Sphinx & # 8211 Horus), concentrándose en las estelas que representan y de otra manera asociado con la Esfinge. De especial importancia es el extraordinario monumento que Tutmosis IV (gobernó 1419-1410 aC) colocó entre las patas delanteras de la criatura, en el que explica cómo, cuando era joven, tuvo un sueño en el que la Esfinge, que en este momento era en gran parte cubierto de arena, se acercó a él en la forma del dios Haremakhet y pidió efectivamente que lo devolviera a su esplendor. En el capítulo 6, ZC analiza los desarrollos del primer milenio antes de Cristo, un período que los eruditos han tendido a descuidar, y muestra que la devoción personal de los egipcios por Haremakhet continúa, aunque con una atención creciente a los cultos de Isis (que se ha convertido, entre muchas otras cosas, Señora de las Pirámides) y Osiris.

Lectores de BMCR Es probable que estén más interesados ​​en el Capítulo 1, que habla de la relación entre la Esfinge de Giza y la de Tebas, y el Capítulo 7, que trata del Período Grecorromano. Las bestias egipcias y griegas son muy diferentes, por supuesto: la primera es benéfica y en primer lugar (probablemente) masculina, la segunda malvada y femenina. La única conexión fuerte entre los dos Mischwesen es su nombre compartido en la tradición occidental, que proviene de σφίνξ, una palabra griega de origen controvertido (Z-C descarta con razón la idea común de que es una adaptación del término egipcio shesep-ankh& # 8216living image & # 8217 Voy a discutir la etimología del término en una publicación futura) y una cuya aplicación a la criatura egipcia, aunque difícilmente sorprendente, no es del todo clara. 5

En cuanto a lo que pensaban los propios griegos y romanos sobre la Gran Esfinge, debemos comenzar con Herodoto, quien sorprendentemente (como señala repetidamente Z-C) no lo menciona en su relato de Giza y las pirámides (2.124-34). Puedo pensar en cuatro razones por las que Herodoto podría no haberlo notado: (1) en realidad no fue a Giza (una posibilidad que no está completamente descartada que ZC no menciona) (2) la Esfinge simplemente no era tan impresionante como las pirámides considerablemente más masivas (tal vez posible ídem) (3) había una especie de tabú egipcio relacionado con hablar sobre la Esfinge, que Herodoto luego honra (ZC descarta esta idea [103]) y (4) la Esfinge fue una vez más —Mil años después de Thutmosis IV— enterrado en gran parte en arena (como sugiere, por ejemplo, DE Eichholz en el Loeb edición [vol. 10, págs. 60 y sig. nota c] y Roderich König en el Tusculum edición [vol. 36, pág. 167] de Plinio el Viejo & # 8217s Historia Natural, 36,77 d.C., pasaje al que vuelvo más adelante). Aunque ZC insiste en que & # 8220Herodotus ciertamente pudo ver la Esfinge despejada de las arenas, porque en su día, había una intensa actividad en el sitio & # 8221 (103 comparar 11, 14f. Y 98), no he podido encontrar evidencia que apoye esto, y Z-C & # 8217s dos oraciones inmediatamente siguientes no inspiran confianza: & # 8220De sus características arqueológicas, los enormes muros protectores que sirven para detener la fecha de arena de la dinastía 30 [que, sin embargo, comienza en 380 antes de Cristo con Nectanebo I (!)] o el comienzo del Período Ptolemaico. Los niveles superiores que cubrían los del Reino Nuevo en la & # 8216villa & # 8217 construida frente al templo del valle de Chephren & # 8217s también se remontan a la era helenística & # 8221 (103f.). ¿Es posible que Z-C piense que la historia & # 8220helenística & # 8221 es el equivalente a la historia & # 8220Greek & # 8221 y que Herodoto vivió en la época de Alejandro Magno?

No parece haber ninguna mención de la Gran Esfinge en un documento griego antes de la inscripción de Giza mencionada en el n. 5, aunque Herodoto habla de otros egipcios ἀνδρόσφιγγες (2.175). El primer autor clásico en mencionarlo es Plinio, en su análisis de las piedras (la referencia estándar es HN 36,77, aunque Z-C lo da como 37,12 [99]): & # 8220Ante [sc. piramides] est esfinge uel magis narranda, de qua siluere, numen accolentium. Harmain regem putant en ea conditum & # 8230. & # 8221 El Loeb traductor toma el tema de siluere en la primera oración (estilísticamente bastante incómoda) para ser & # 8216 los egipcios & # 8217, pero Z-C sugiere plausiblemente una preferencia por Plinio & # 8217s histórico & # 8220 predecesores & # 8221 (103), notablemente Diodoro y Estrabón. Sin embargo, en cuanto a la segunda oración de Pliny & # 8217, estoy lejos de estar seguro de que Z-C tenga razón al rechazar, con & # 8220logic & # 8221 típicamente confuso, la conexión entre Pliny & # 8217s king Harmais y el nombre helenizado estándar de la Esfinge deificada, Harmakhis (101-3).

El nombre árabe actual de la Esfinge es Abû & # 8216l-hawl, literalmente & # 8216Father of Terror, & # 8217, de donde Z-C & # 8217s título francés. Es una lástima que un tema tan asombroso haya dado lugar a un libro tan mediocre.

1. Considere, por ejemplo, la afirmación más desconcertante de toda la obra: de la Esfinge griega, que ZC reconoce que es femenina, también en género gramatical (ver 10 y 101), se afirma que & # 8220 Las referencias a este ser aterrador Sería más apropiado llamarlo & # 8216sphinge, & # 8217 pero la forma masculina siempre ha prevalecido & # 8221 (11). De hecho, la oración en cuestión en el francés original de Z-C & # 8217 (ver p. 22 de esa edición) se refiere claramente al nombre de la Esfinge (tebano y egipcio por igual) no en griego clásico, sino en algunos idiomas modernos, notablemente francés, donde la palabra esfinge es masculino como para Lorton & # 8217s & # 8220 & # 8216sphinge '& # 8221 (entre comillas de miedo), esta es una copia directa del poco común sustantivo femenino francés esfinge (algunas veces sphynge), no una palabra inglesa nueva y extraña (no hay entrada & # 8220sphinge & # 8221 en el Diccionario de ingles Oxford). Aquí, entonces, hay un caso claro en el que el material del texto original solo tiene sentido en francés y debería haber sido editado, no traducido.

2. En el momento de escribir este artículo, veo BMCR reseñas de seis de las 11 traducciones anteriores de Lorton & # 8217, tres de las cuales celebran específicamente su trabajo: BMCR 2000.04.25, BMCR 2000.11.01, BMCR 2001.08.13 (Monica Bontty en una traducción del alemán: & # 8220Lorton ha dominado con éxito [ la] técnica & # 8221), BMCR 2002.03.26 (Bontty: & # 8220 Una vez más, David Lorton ha logrado la difícil tarea de interpretar la complejidad del alemán original, sin dejar de conservar su integridad y elocuencia. & # 8230 Esta excelente traducción & # 8230 & # 8221), BMCR 2002.04.18 y BMCR 2002.05.26 (Prudence Jones en una traducción del francés: & # 8220Lorton proporciona una traducción clara y legible & # 8221). Yo mismo he leído dos de estos libros sin encontrar evidencia generalizada de traducción.

3. Cabe señalar que las ilustraciones en las versiones en inglés y francés del libro no siempre son idénticas: el inglés tiene el mejor mapa de Egipto (xvi) y cinco fotografías que no se encuentran en el francés (53, 54, 58, 84 , y 107) el francés comienza con una espléndida toma de la Gran Esfinge ante la Pirámide de Kefrén (13) y termina con siete fotografías en color de otras esfinges (desde el Antiguo Egipto hasta Las Vegas), seis de las cuales están ausentes del -Edición en inglés en blanco y negro (151, 153, 155-58). La calidad de las fotografías es, en general, algo mejor en la versión en inglés.

4. ZC señala que si bien & # 8220 la mayoría de los egiptólogos están de acuerdo en que la Esfinge era una parte integral del complejo funerario de Chephren, & # 8230 [algunos] & # 8230 [la han atribuido] al reinado de Keops & # 8221 (37) . Una defensa reciente y de alto perfil de la opinión de la minoría se encuentra en el artículo de Rainer Stadelmann & # 8217s & # 8220Sphinx & # 8221 en La Enciclopedia de Oxford del Antiguo Egipto, ed. por Donald B. Redford (Nueva York: Oxford University Press, 2001) 3.307-10.

5. Z-C cita (sólo en traducción) tres inscripciones imperiales griegas de Giza que describen la Esfinge egipcia que el Clasicista encontrará en Étienne Bernand, Inscriptions métriques de l & # 8217Égypte gréco-romaine: recherches sur la poésie épigrammatique des grecs en Égypte (París: Les Belles Lettres [Annales Littéraires de l & # 8217Université de Besançon, 98] 1969) núms. 127, 129 y 130. El lector desprevenido del libro de Z-C & # 8217 seguramente pensará que estos describen explícita y / o gramaticalmente una Esfinge masculina y / o masculina, pero de manera bastante errónea. Z-C y Lorton, siguiendo a Bernand, interpretan el primer verso del n. 130 como, & # 8216 Él tiene una parte de todo, esta esfinge que también es un espectáculo divino & # 8217 (109 comparar Bernand, 521 [& # 8216Il a tout en partage, ce sphinx & # 8230 & # 8217]), pero la apertura las palabras son Ἥδε & # 8230 σφίνξ compare mi observación en n. 1 sobre el género de la palabra francesa esfinge. Y en cuanto al no. 129, que no contiene la palabra σφίνξ pero proporciona una interesante yuxtaposición de las criaturas egipcia y griega, ZC escribe como si hubiera un contraste específico en el sexo entre la & # 8216 asesina & # 8230 en Tebas & # 8217 y el macho & # 8216 guardián de & # 8230 Osiris & # 8217 (& # 8220comparación de las esfinges masculinas y femeninas, & # 8221 109 [& # 8220la comparaison entre sphinx et sphinge & # 8221 en la p. 135 del original] comparar Bernand, 510 [& # 8216la meurtrière d & # 8217Oedipe & # 8217 vs. & # 8216le gardien du regretté et bienfaisant Osiris & # 8217] y 518 [esta inscripción & # 8220oppose & # 8216la & # 8217 cruelle sphinx grecque & # 8230 au fauve divin à tête de pharaon] & # 8221 aunque ambos son gramaticalmente femeninos en griego.


El período tardío (1200 & # 8211525 aC)

El declive final del Antiguo Egipto comenzó en el llamado Período Tardío. La civilización egipcia había permanecido estática mientras sus vecinos avanzaban y por fin pudieron derrocarla de su preeminencia. Al igual que la caída del Imperio Romano siglos después, el preludio del colapso fue la invasión de guerreros de muchas regiones diferentes.

Aproximadamente en el 730 a. C., los nubios conquistaron el país, y los asirios los siguieron entre el 671 a. C. y el 665 a. C. bajo sus grandes líderes Essarhaddon y Assurbanipal. La capital de Egipto se trasladó a Sais, pero nada pudo detener la marea. En el 525 a. C., los persas invadieron el país y terminó la historia independiente de Egipto. En el 332 a. C., Alejandro Magno incorporó a Egipto a su imperio de monstruos, y en el 30 a. C. Egipto pasó a formar parte del Imperio Romano.


Chephren - Historia

En una depresión al sur de la pirámide de Chephren se encuentra una criatura con cabeza humana y cuerpo de león. El nombre "esfinge", que significa "estrangulador", fue dado por primera vez por los griegos a una criatura fabulosa que tenía la cabeza de una mujer y el cuerpo de un león y las alas de un pájaro. La esfinge parece haber comenzado en Egipto en la forma de un dios del sol. La esfinge egipcia suele ser la cabeza de un rey que lleva su tocado y el cuerpo de un león. Sin embargo, hay esfinges con cabezas de carnero que están asociadas con el dios Amón. La Gran Esfinge está al noreste del Templo del Valle de Chephren. Donde se asienta fue una vez una cantera. Los trabajadores de Chephren dieron forma a la piedra en forma de león y le dieron la cara de su rey hace más de 4.500 años. La esfinge mira hacia el sol naciente con un templo al frente que se asemeja a los templos del sol que fueron construidos más tarde por los reyes de la Quinta Dinastía. La figura estuvo enterrada la mayor parte de su vida en la arena. El rey Thutmosis IV (1425-1417 a. C.) colocó una estela entre las patas delanteras de la figura. Describe cuando Thutmose, cuando todavía era un príncipe, se fue de caza y se quedó dormido a la sombra de la esfinge. Durante un sueño, la esfinge le habló a Thutmose y le dijo que limpiara la arena porque estaba asfixiando a la esfinge. La esfinge le dijo que si hacía esto, sería recompensado con una realeza. Thutmose llevó a cabo esta solicitud y la esfinge mantuvo su parte del trato. La esfinge está construida de piedra arenisca blanda y habría desaparecido hace mucho tiempo si no hubiera estado enterrada durante tanto tiempo. El cuerpo mide 200 pies (60 m) de largo y 65 pies (20 m) de alto. La cara de la esfinge mide 4 m (13 pies) de ancho y sus ojos miden 2 m (6 pies) de altura. Ahora faltan parte del uraeus (cobra sagrada), la nariz y la barba ritual. . La barba de la esfinge se exhibe en el Museo Británico. La estatua se está derrumbando hoy debido al viento, la humedad y el smog de El Cairo. Los intentos de restaurarlo a menudo han causado más daño que bien. Nadie puede estar seguro de quién es la figura que personifica. Es posible que sea Chephren. Si es así, sería el retrato real más antiguo conocido en tan gran escala. Algunos dicen que se construyó después de que se completara la pirámide de Chephren. Es posible que se haya configurado como una especie de espantapájaros para proteger su tumba. Otros dicen que es el rostro de su deidad guardiana, en lugar del propio Chephren. La imagen de la esfinge es una representación del poder real. Solo un faraón o un animal podía mostrarse de esta manera, y el animal representaba una deidad protectora. En la década de 1980, se estaba llevando a cabo una restauración cuidadosamente planificada de la Esfinge. Durante 6 años, se agregaron más de 2.000 bloques de piedra caliza al cuerpo de la esfinge y se inyectaron productos químicos. Este tratamiento no funcionó. Simplemente se desprendió junto con partes de la roca original. Posteriormente, varios morteros y muchos trabajadores que no estaban capacitados en restauración trabajaron durante seis meses para repararlo. En 1988 el hombro izquierdo se derrumbó y los bloques se cayeron. Los intentos actuales de restauración están bajo el control de los arqueólogos del Consejo Supremo de Antigüedades. Se están concentrando en drenar la filtración del subsuelo que está dañando la roca. También están reparando el hombro dañado con bloques más pequeños y manteniéndose con el tamaño original.

La Gran Pirámide de Keops en Giza tiene un rival por tamaño y grandiosidad. Parece inevitable que el monumento se haya realizado desde el principio para señalar directamente la salida del sol equinoccial. Curiosamente, la cara (pero sin incluir las orejas) está un poco torcida en relación con la cabeza en su conjunto: el ojo izquierdo está ligeramente más alto que el derecho y la boca descentrada, y toda la cara está un poco inclinada hacia atrás. eur muy cerca: al lado está la pirámide del sucesor de Keops, Kefrén, que desde muchos ángulos parece más grande que la pirámide de Keops, construida en un terreno ligeramente más alto. De hecho, los antiguos egipcios llamaron a Khafre "La Gran Pirámide" ya la de Khufu "La Pirámide, que es el Lugar del Amanecer y del Atardecer". Originalmente había solo un par de metros de altura entre estas pirámides, pero nuestra Gran Pirámide de Keops es la más alta, tiene un ángulo de inclinación menor que el de Khafre y encierra un volumen mayor. Justo al final de la escarpa de las pirámides de Giza, la Esfinge se encuentra sola, sin rivales ni en el lugar ni en ningún otro lugar entre todas las esfinges de Egipto. En verdad, esta es la Gran Esfinge, además de ser muy probablemente la primera de la raza. Posiblemente hubiera tenido un compañero si sus escultores hubieran querido repetir el ejercicio de tallarlo. Porque la Gran Esfinge comenzó su vida como un montículo de roca (extraído en el curso de la construcción de la pirámide) en la ladera que baja desde la meseta de Giza hacia el valle del río Nilo y hay otro montículo no muy lejos al sur, claramente visible para todos. visitante de Giza, que podría haberse convertido en otro monumento gigante. Las últimas esfinges de Egipto a menudo se instalaban en parejas para proteger las entradas a lugares importantes, pero la Gran Esfinge de Giza es única, y quizás el otro montículo estaba un poco demasiado lejos de la necrópolis para ser conveniente. Y quizás el significado original de la Gran Esfinge era demasiado particular para compartirlo con otro de su tipo. Un eminente egiptólogo una vez pasó algún tiempo buscando otra Gran Esfinge al otro lado del río, pero finalmente abandonó la idea.

La Esfinge es, en esencia, una talla en la roca viva, aunque partes de ella se han reparado (y posiblemente se construyeron originalmente) con bloques de piedra cortados. Es evidente de inmediato que los estratos rocosos de los que se ha hecho la Esfinge varían de un gris duro a una piedra caliza amarillenta suave. La cabeza está formada por piedra caliza buena y dura del mismo tipo que se extrajo alrededor de las esclusas de las pirámides. El casco del cuerpo, por otro lado, está hecho de piedra caliza poco consolidada y, por lo tanto, fácilmente erosionada. La roca mejora nuevamente en la base del monumento, con un retorno a la piedra caliza formada por arrecifes más dura (pero quebradiza) que ha permitido que algunos detalles tallados de la bestia permanezcan visibles después de al menos cuatro mil quinientos años de vida natural. y desgaste humano. De acuerdo con toda la meseta de Giza, estos estratos dentro de la Esfinge corren hacia arriba de este a oeste, en otras palabras, desde el pecho hasta los cuartos traseros, y hacia abajo de norte a sur. La Esfinge mira hacia el este, con la misma gran precisión de orientación que se ve en la disposición de las pirámides de Giza. Parece inevitable que el monumento se hizo desde el principio para señalar directamente el amanecer equinoccial. Curiosamente, la cara (pero sin incluir las orejas) está un poco torcida en relación con la cabeza en su conjunto: el ojo izquierdo está ligeramente más alto que el derecho y la boca descentrada, y toda la cara está un poco inclinada hacia atrás.

La Esfinge muy erosionada. A pesar de la calidad generalmente mejor de la piedra de la cabeza, la cara, como se ve de inmediato, está muy dañada, y no solo por la erosión natural. La nariz falta por completo y los ojos y las áreas alrededor de ellos están seriamente alterados de su estado original tallado, al igual que el labio superior. Se ha culpado a los artilleros de Napoleón por utilizar la cara de la Esfinge para las prácticas de tiro. La alteración del rostro ha traído una insinuación de humor a los rasgos, cambiando con diferentes luces (a veces en una sonrisa cómplice), que hay que tener en cuenta cuando se intenta comparar el rostro de la Esfinge con las representaciones en escultura de varios Dyn. IV rey


La Esfinge & # 8211 Una innovación accidental

Se cree que la Esfinge fue encargada por Khufre, el faraón de la cuarta dinastía del antiguo reino egipcio.
(Imagen: Merydolla / Shutterstock)

Los gobernantes de la cuarta dinastía

Si bien la primera de las pirámides egipcias, la pirámide escalonada, se construyó durante la Tercera Dinastía, fue durante la Cuarta Dinastía del Antiguo Reino de Egipto cuando los gobernantes comenzaron a construir las primeras pirámides verdaderas. Primero, el faraón Sneferu construyó tres pirámides, incluida la primera verdadera. Le siguió Keops, también conocido como Keops, quien construyó la gran pirámide.

Luego, Khufu fue sucedido por Djedefre, quien, por alguna razón, se mudó a un lugar llamado Abu Roash, que estaba a varias millas de Giza. Comenzó a construir una extraña pirámide construyendo una profunda zanja en el suelo, pero nunca la terminó.

Djedefre fue sucedido por Khufre, a quien los griegos llamaban Chephren. Chephren regresó a Giza y construyó una pirámide que tenía casi el mismo tamaño que la Gran Pirámide, solo 20 pies más pequeña, quizás por deferencia a su padre, Keops. Fue Khufre quien construyó la Esfinge.

La esfinge: un hermoso accidente

En la cuarta dinastía, no bastaba con construir una pirámide. Había que construir un complejo a su alrededor y un templo mortuorio al lado. También tenía que haber un templo en el valle donde quizás el faraón pudiera ser momificado, y una calzada que conectara el templo del valle con la pirámide.

Khafre, el faraón que construyó la Esfinge, también se llamaba Chephren.
(Imagen: Juan R. Lazaro / CC BY (https://creativecommons.org/licenses/by/2.0))

Ahora, en el caso de la pirámide de Chephren, la calzada desde la pirámide hasta el templo del valle no es una línea recta. Mientras excavaban la calzada, cavando a través de la piedra arenisca, los constructores golpearon una roca enorme, una roca arenisca. En lugar de quitarlo, esculpieron la esfinge.

La Esfinge es la cabeza de un hombre, y los egiptólogos están bastante seguros de que representa la de Chephren y el cuerpo de un león. Se cree que simboliza la inteligencia del hombre y el poder del león. De hecho, se pretende que un león sea una especie de talismán faraónico, un animal totémico.

El Enigma de la Esfinge

Hasta el día de hoy, la esfinge está envuelta en un enigma, como resultado de lo cual, hay muchos rumores que la rodean.

Una controversia extremadamente común surge del hecho de que la gente piensa que la Esfinge es mucho más antigua de lo que se cree. Dado que es prácticamente un hecho que fue Chephren quien construyó La Esfinge, su construcción puede situarse hace aproximadamente 4.500 años. Esto sitúa el momento de su construcción alrededor del 2500 a.C. Sin embargo, algunos geólogos creen haber notado signos de erosión hídrica en la Esfinge. Dado que no había mucha agua allí en 2500 a.C. cerca de la Esfinge, hacen retroceder la fecha de la Esfinge al 10.000 a. C.

Otros arqueólogos, sin embargo, difieren fuertemente, sobre la premisa de que no hubo una civilización egipcia significativa en el 10,000 a.C. que podría haber tallado la Esfinge. De hecho, eso fue tan antiguo que incluso la agricultura fue un concepto recién descubierto.

Otro mito común sobre la Esfinge es que cuando Napoleón llevó su expedición a Egipto en 1798, disparó la nariz de la Esfinge, que estaba usando para practicar tiro al blanco. Hay dos razones principales por las que esto se considera falso. En primer lugar, Napoleón veneraba los monumentos antiguos hasta tal punto que tenía con él un equipo de 150 científicos para estudiar los monumentos de Egipto, un hecho que cuestiona seriamente esta afirmación. En segundo lugar, y de manera concluyente, existen dibujos realizados en el siglo XVIII que representan la Esfinge sin nariz. Dado que esta era una época anterior a la de Napoleón, los arqueólogos han llegado a la conclusión de que la nariz había desaparecido durante casi 1000 años para entonces. Probablemente fue la erosión del viento lo que provocó que la nariz desapareciera.

Sin embargo, eso no es todo: gran parte de la psicología freudiana se basa en la noción de que la Esfinge es una mujer. Este error surge debido al tocado de tela llamado nemes con el que está adornada la Esfinge, muy en línea con la práctica común de los faraones que usan el nemes. De hecho, aunque algunos aspectos de la cultura popular a menudo representan a esclavos y sirvientes con este adorno, en realidad estaban reservados para la realeza.

A section of the Beard of the Sphinx is displayed in the British Museum. The other portion is displayed in the Egyptian Museum in Cairo, Egypt. (Image: British Museum/Copyrighted free use)

Myths and misconceptions are not the only manners in which the Sphinx continues to baffle its suitors, however. Most people are astonished to hear that the Sphinx originally had a beard as well! Since it was a sign of authority to have a beard in a time when almost all Egyptians were clean-shaven, Pharaohs, who themselves were clean-shaven as well, used to have false beards, which they would tie on for official occasions. A close inspection of the Sphinx reveals indentations meant for chin straps as well. Today, the beard of the Sphinx is present in two places – apiece, about three or four feet in length, is in the library of the Egyptian Museum in Cairo, while the rest of it lies in storage in the British Museum. Although the Egyptian museum wants the piece back for restoration, and the British Museum has no real use for it, the latter does not return it for fear of setting a precedent.

This is a transcript from the video series History of Ancient Egypt. Watch it now, on The Great Courses Plus.

Pharaohs Succeeding the Sphinx

The valley temple built by Chephren, incidentally also the pharaoh’s mummification site is unique in a number of ways, including the bent causeway which, as described, gave way to the creation of the Sphinx. It is the only large Egyptian temple found from this period, and it shows us how they were built out of monoliths. Its alabaster floor points to the sheer wealth possessed by pharaohs at the time, and the statues found in the temple show Chephren’s attempts to stick to the existing traditions.

Most importantly, however, the temple marks a paradigm shift that starts to show inklings of the decline of the empire.

Chephren was succeeded by Menkaure, who the Greeks called Mycerinus. While Menkaure also built on the Giza Plateau, the size of his pyramid was about a fifth of that of the Great Pyramid, pointing towards a probable economic decline. Although he made compensations, such as the use of lavish, pink Aswan marble instead of limestone, the adornments were never completed, and the last of the pyramids was left unfinished.

Menkaure’s successor was the last of the fourth dynasty, and he chose to move back to Saqqara, the land of the step pyramid, and build a mastaba, instead of a pyramid.

With the ushering in of the fifth dynasty, which was remarkable in its own manner, the old kingdom began to count its last years, and the Egyptian empire never rose back to its former extravagance.

Commonly Asked Questions about the Sphinx

While some archaeologists think it was the wind that weathered off the nose, some feel that local peasants defaced the Sphinx while making offerings to it.

Most archaeologists agree that the Sphinx was commissioned by Khufu, also known as Chephren.

Today, part of the Sphinx ‘s beard is kept in the Egyptian Museum in Cairo, while another part is stored in the British Museum.


From a history of ancient Egypt it was not kept any written data on geometry, namely there are no books or texts in which geometrical knowledge are written, but there were architectural constructions of pyramids and temples, and also there were images in which knowledge on geometry of ancient Egypt are displayed. Attentive research of Egyptian images allows to understand geometry and including allows to understand geometrical proportions of a human face and body that is necessary for understanding of a human essence from the point of view of physiognomy.
For example, the sculptural image of facial profile of the pharaoh Chephren.

Two charts show the sculptural image of the pharaoh Chephren, but charts differ as are compared to the physiognomic scale of measurements differently. In the left chart the image of the pharaoh Chephren is correlated to verticals of the square of feelings, namely the side of the square is correlated to the most expressed points of eyebrows and chin, and consequently the image has inclined position. In the right chart the image of the pharaoh Chephren has position which is fixed in the sculpture, and consequently verticals of the square of feelings correspond with the expressed point of eyebrows but do not correspond with the expressed point of a chin. It is the common feature of sculptures and other images in which the physiognomic sphere of feelings is inclined from a vertical.
It is possible to assume that sculptors of ancient Egypt have inclined physiognomic sphere of feelings from a vertical to bring to a focus to relevancy of feelings.
Or it is possible to assume that notion about proportions of a human face in ancient Egypt corresponded to type of a skull and has been caused by racial features of people, if to consider concepts of modern anthropology in which anthropologists distinguish the European and African types of skulls, that is shown on the following chart.
This chart shows exaggerated images in which distinctions of European and African types are exaggerated.
Actually among Europeans and Africans it is possible to see skulls of both types. The African type of a skull is more often characteristic of female facial appearance and the European type of a skull is characteristic of male facial appearance.

The African type of a skull below has more expressed lips in comparison with the European type above, if to apply to the analysis of images the physiognomic scale of measurements which are offered on pages of this site, and consequently the Egyptian sculptors have made the sculptural image of pharaoh Chephren with the inclination of sensual sphere from a vertical that the sculpture correspond with the African type.
Or the Egyptian sculptors have not considered correct vertical position of the represented face, and consequently in the sculpture of pharaoh Chephren have fixed position according to which verticals of the square of feelings are deflected and do not correspond with the expressed point of a chin.

Anyhow, but by comparison of a face to the physiognomic scale of measurements in the images of pharaoh Chephren it is possible to see geometrical laws which are caused by proportional ratios of physiognomic spheres and proportions of the sacred Egyptian triangle which in both cases determines proportions of the shown sculpture.
In the right chart the distance from top of a head up to the top edge of an ear has size of 60 zens and the distance from the bottom edge of an ear up to a chin has size of 60 zens. And also the size of an ear is 60 zens, namely the ear position coincides with correct parameters of physiognomic spheres that is criterion of correct proportions of a human face in a context of physiognomy.
In the left chart the image of pharaoh Chephren is correlated with the correct vertical of the physiognomic scale of measurements, and as a result sizes of spherea are following: consciousness has 66 zens, individuality has 56 zens, sensuality has 58 zens, and thus position of the ear does not coincide with borders of physiognomic spheres.
But in the left chart the geometrical figuree JEI has ratio of sides 3:4:5 that is the sacred Egyptian triangle. Namely if to draw the line from point I (tip of a nose) to point E (contact of the circle of consciousness with the line of top of a head) then triangle JEI is sacred Egyptian, though physiognomic spheres have wrong proportional ratios. And in the right chart the sacred Egyptian triangles (red color) have wrong configurations though coincide with the top of a head and the tip of a nose.
It testifies to not casual proportions which are fixed in the sculpture of pharaoh Chephren, and also allows to assume that the sculptural image and the pyramid of Chephren are constructed according to the uniform geometrical principle which is included in proportions of the sacred Egyptian triangle. In particular the angle of inclination of lateral sides of the Chephren's pyramid approximately is 53 degrees, and also the angle of triangle JEI in point I approximately is 53 degrees in the sculptural image of pharaoh Chephren. And also there are some other surprising geometrical concurrences according to which it is possible to assume that the shown sculpture has been calculated according to geometrical principles which correspond with geometry of the Chephren's pyramid and which are included in the sacred Egyptian triangle.
Probably, in ancient Egypt there was a special method for calculations of proportions in a human face. Namely sculptors of ancient Egypt drew the circle which was tangent to the tip of a nose and top of a head, then ancient sculptors entered the sacred triangle with ratio of sides 3:4:5 in the circle, and then Egyptians calculated necessary proportions of a human face as a result of rotation of the sacred triangle in the circle, that is shown on the following chart.

Red triangles X 1 Y 1 Z 1 - X 2 Y 2 Z 2 - X 3 Y 3 Z 3 correspond to sacred Egyptian or Pythagorean proportions. Three triangles are identical and constructed as a result of rotation within the framework of the circle which is tangent to the nose-tip and top of a head.
Lines X 1 Y 1 - X 2 Y 2 - Y 3 Z 3 determine position of the eye.
Line X 2 Y 2 determines edges of lips, and also pay attention that line X 2 Y 2 is parallel to the line which is tangent to the expressed points of chin and eyebrows.
Except for the shown lines as a result of rotation of the sacred Egyptian triangle in the circle it is possible to find many other physiognomic parameters, namely for calculation of required proportions of a human face it is possible to make more complex drawing. And also it is possible to compare the face of this or that person to geometrical lines of the shown sacred triangles, then it is possible to do conclusions about proportional harmony or disharmony of facial features.

In essence the shown chart is a method of calculations which could applied in ancient Egypt to calculations of proportions of a human face, but which differs from the method of calculations by means of the physiognomic scale of measurements which are offered on pages of this web site. Two methods in view of physiognomy yield identical results, but the method of calculations by means of the physiognomic scale is convenient for psychological characteristics which can be carried out according to the calculated proportional ratios and according to geometrical figures which designate physiognomic spheres and levels of a human face. And the ancient Egyptian method is interesting from the point of view of esoteric senses which are included in geometrical proportions of the sacred Egyptian triangle, as the system of geometry of ancient Egypt is original display of sacral geometry of the universe. And accordingly the sight at proportions of a human face from the point of view of ancient Egyptian geometry is interesting to understanding of geometrical laws which explain principles of sacral beauty and harmony.
The shown ancient Egyptian method for calculations of proportions of a human face by means of sacred triangles is a hypothesis, as actually sculptors and architects of ancient Egypt could used any other methods of calculations, but anyhow imposing of sacred triangles on profile of a human face, and in particular on the sculptural image of pharaoh Chephren specifies possible existence of this method.

The following page gives the description of harmonious proportions in lines of geometrical figures according to which in a context of physiognomy it is possible to calculate harmony and beauty in faces of people.


The Pyramid of Chephren

Khafre wanted his pyramid to be very close to his father’s pyramid at the Giza Plateau . He chose a location to the southwest of the Great Pyramid.

The monuments that Khafre constructed were made well and survived a lot of hardships over the centuries. Khafre’s pyramid ended up being an attractive backdrop to see when you visit the Great Sphinx. The Sphinx is positioned next to Khafre’s causeway .

The base of Khafre’s pyramid measures at 215 meters and the height of the pyramid itself is 143.5 meters. The pyramid is actually smaller than his father’s pyramid, but it doesn’t appear that way from a distance because Khafre’s pyramid was built on higher ground that has a steeper slope. Out of all the pyramids left, Khafre’s pyramid remains the best preserved one. Its height is almost the same as it originally was, thanks to the casing stones at the pyramid’s apex which remain intact.

In 1816, a man named Belzoni became the first person of modern history to enter the pyramid. He was the one who found the upper entrance in the pyramid and then the chambers which existed underground. English Colonel Fitzclarence created an inscription on the upper entrance to commemorate Belzoni for his discovery.

The pyramid’s core area had been constructed on a flat terrace. Limestone blocks that were irregularly shaped were used for it. They were abandoned after thieves had stripped away the Tura limestone casing blocks. Still, there are many normal-shaped limestone blocks under the casing that remains. On the southern side of the pyramid, there is well preserved red granite material on some of its outer skin.

The pyramid’s vertical axis is where you’ll find the burial chamber of Khafre. It is nothing extravagant, just a pit that was constructed inside the bedrock. Limestone blocks were used for the chamber’s roofing. This is just like what was done in his father’s pyramid in order to reduce the stress caused by the weight of the stones.

The burial chamber has words written on its southern wall. They read as follows, “Discovered by G. Belzoni – March 2 nd , 1816.” Of course, it is written in Italian because Belzoni was Italian. He wasn’t the first to discover the chamber, though. On the west wall, he found writing that was left there by someone from the 12 th century A.D.

The red granite sarcophagus of Khafre was discovered in the burial chamber. The sarcophagus was somewhat sunk into the floor. It had a damaged cover too. A pit was made near the sarcophagus, which experts believe was for the canopic chest. This would have been the chest which contained Khafre’s internal organs before he was mummified.

The complex of Khafre used to have a satellite pyramid, but most of it is destroyed. All that remains is some of its foundations. Historians think the satellite pyramid was used as a cult pyramid rather than for burials.

Khafre’s enormous mortuary temple has limestone pavement which separates it from the pyramid itself on the east side. Although, the pavement can be seen on every side of the pyramid.

In 1910, von Sieglin and Holscher excavated the temple to see what was hidden in it. They discovered it had a courtyard, entrance hall, storage rooms, offering hall, and 5 statue chapels.

The causeway, which is now ruined, is 494 meters long and links the mortuary temple to the well-preserved valley temple. No other valley temple is preserved this well. Giant monoliths made of limestone were used to construct the valley temple. In 1852, a French scholar named Auguste Mariette discovered this temple, but he falsely wrote that it was the Temple of the Sphinx. It was actually Khafre’s temple.

The structure had lintels and pillars made from big Aswan granite-based rectangular blocks. This gave it a unique and distinguished appearance, like the Osirion temple found in Abydos .

In 1860, while the valley temple was being excavated, Mariette discovered 7 statues that were dedicated to Khafre. One of which was a well-preserved diorite statue with a Horus falcon . This Egyptian sculpture is an exquisite work of art from Ancient Egypt and it is currently on display in the Cairo Museum .

No one knows for sure what the valley temple was used for. Some theorize that the embalming rites were done in this temple prior to Khafre’s funeral. As recently as 1995, small amounts of a purification tent had been discovered close to the temple. A few underground tunnels and ramps were discovered at this time too.

The Great Sphinx is located just to the north of the temple. It has an enclosure of its own. Some believe the Sphinx was designed when Khafre ruled Egypt, making it the country’s first large statue.


Ver el vídeo: EGYPT: The stunning PYRAMID of CHEPHREN or KHAFRE, full tour with close up views!


Comentarios:

  1. Megore

    No se acerca a mí. ¿Hay otras variantes?

  2. Gardataxe

    Tema bastante util

  3. Roane

    Bravo, gran respuesta.

  4. Delmore

    Esta maravillosa frase vendrá en el lugar correcto.

  5. Berdy

    Probablemente esta ausente

  6. Janos

    Me registré especialmente en el foro para participar en la discusión de este tema.



Escribe un mensaje