Departamento de Justicia - Historia

Departamento de Justicia - Historia


We are searching data for your request:

Forums and discussions:
Manuals and reference books:
Data from registers:
Wait the end of the search in all databases.
Upon completion, a link will appear to access the found materials.

Departamento de Justicia - uno de los departamentos del Gabinete, creado en 1870. El Fiscal General es el jefe del Departamento de Justicia. Al principio de la historia de la nación, el fiscal general era asistente del presidente, mientras que el Departamento de Estado administraba la mayoría de las funciones que actualmente desempeña el Departamento de Justicia. Hoy, el departamento actúa como el bufete de abogados más grande del país. Brinda asesoría legal al presidente y funcionarios de otros departamentos del gabinete; representa a los Estados Unidos en la corte; hace cumplir la mayoría de las leyes federales civiles y penales. Las divisiones y oficinas del Departamento de Justicia incluyen: la Oficina del Procurador General; División de Derechos Civiles; División Civil; División Antimonopolio; División de Medio Ambiente y Recursos Naturales; División de Impuestos; la Oficina Federal de Investigaciones (FBI); División Criminal; Administración de Control de Drogas (DEA); la Oficina de Prisiones; Oficina de Alguaciles de Estados Unidos; Servicio de Inmigración y Naturalización (INS); y la Oficina Central Nacional de los Estados Unidos - Interpol.

.



Departamento de Justicia de EE. UU.

los Departamento de Justicia (DOJ) es un departamento ejecutivo de los Estados Unidos formado en 1789 para ayudar al presidente y al gabinete en asuntos relacionados con la ley y para procesar los casos de la Corte Suprema de los Estados Unidos para el gobierno federal. & # 911 & # 93

El DOJ supervisa las siguientes agencias: la Oficina Federal de Investigaciones (FBI), la Administración de Control de Drogas (DEA), la Oficina de Alcohol, Tabaco, Armas de Fuego y Explosivos de los EE. UU. (ATF), el Servicio de Alguaciles de EE. UU., La Oficina de Prisiones y Interpol Washington. & # 912 & # 93

Merrick Garland es el fiscal general de los Estados Unidos. El Senado lo confirmó el 10 de marzo de 2021, con una votación de 70-30. Haga clic aquí para obtener más información sobre su proceso de confirmación.


Dos exoficiales penitenciarios de Tennessee condenados por delitos contra los derechos civiles

Dos ex oficiales correccionales del Departamento Correccional de Tennessee (TDOC) fueron sentenciados hoy por agredir a un recluso en violación de un estatuto federal de derechos civiles.

Nathaniel Griffin, de 31 años, y Tanner Penwell, de 24, fueron condenados a un año y un día de prisión más tres años de libertad supervisada. Estas son las sentencias finales que surgen de un asalto por parte del personal a un recluso dentro de una celda en la Unidad de Salud Mental en el Complejo Correccional del Noroeste en Tiptonville, Tennessee. Otros cuatro ex oficiales se declararon culpables anteriormente en este caso y fueron sentenciados en un tribunal federal.

"Cuando los agentes penitenciarios abusan de su autoridad, erosionan la confianza del público en la aplicación de la ley y eso es inaceptable", dijo la Fiscal General Adjunta Kristen Clarke de la División de Derechos Civiles del Departamento de Justicia. “Ningún oficial correccional está por encima de la ley y el Departamento de Justicia no tolerará ninguna violación de los derechos civiles. Estamos comprometidos a garantizar que todos los funcionarios penitenciarios mantengan las cárceles federales seguras y protegidas y que cumplan con sus funciones con la máxima integridad ”.

"La Oficina del Fiscal Federal para el Distrito Oeste de Tennessee continuará dando prioridad al procesamiento penal de los empleados públicos que violen los derechos civiles de otros", dijo el Fiscal Federal Interino Joseph C. Murphy Jr. para el Distrito Oeste de Tennessee. "Nuestro objetivo es garantizar que todos, sin importar quiénes sean o su posición en la comunidad, sean tratados de acuerdo con los requisitos de la Constitución de los Estados Unidos por parte de los funcionarios públicos".

“Cuando los oficiales correccionales abusan de su autoridad y dañan a los reclusos, no solo violan nuestras leyes de derechos civiles, sino que socavan el sistema de justicia penal en su conjunto”, dijo el agente especial a cargo Douglas M. Korneski de la oficina de campo del FBI en Memphis. "Estas sentencias deben enviar un mensaje claro de que el FBI tiene como prioridad llevar ante la justicia a cualquier agente de la ley que viole los derechos civiles de aquellos a quienes juraron proteger".


Papel del Fiscal General

Como jefe del Departamento de Justicia y miembro del Gabinete del Presidente, el Fiscal General de los Estados Unidos (A.G.) se desempeña como abogado principal que representa los intereses del gobierno federal de los Estados Unidos y como asesor legal principal del Presidente de los Estados Unidos. Junto con el Secretario de Estado, el Secretario de Hacienda y el Secretario de Defensa, el Fiscal General es generalmente considerado uno de los cuatro miembros más importantes del Gabinete debido a la gravedad de sus funciones y la antigüedad de los departamentos que supervisa. .

El Fiscal General es responsable de interpretar las leyes promulgadas por el Congreso y asesorar al presidente sobre la aplicación adecuada de esas leyes cuando sea necesario. Además, la A.G. dirige las investigaciones sobre violaciones de las leyes federales y supervisa el funcionamiento de las cárceles federales. El A.G. también supervisa a los fiscales y alguaciles de los Estados Unidos dentro de sus distritos judiciales y puede ser llamado a representar a los Estados Unidos ante la Corte Suprema en casos extremadamente importantes.

El actual y 85o Fiscal General de los Estados Unidos es William Barr, designado por el presidente Donald J. Trump el 7 de diciembre de 2018 y confirmado por el Senado el 14 de febrero de 2019.


ESCUCHAR EL ARTÍCULO

Cuando el Congreso creó el cargo de fiscal general en 1789, era un trabajo a tiempo parcial. El salario estaba muy por detrás de otros puestos ejecutivos y carecía de las asignaciones del Congreso para espacio de oficina y suministros. La idea de que el ocupante pudiera servir como arreglador personal del presidente habría parecido absurda en ese momento.

Ya no parece tan absurdo. Esta semana, el fiscal general William Barr fue acusado de ser & # x201Crogue & # x201D por la presidenta de la Cámara de Representantes, Nancy Pelosi, quien abrió un procedimiento de acusación & # xA0 contra el presidente Donald Trump a raíz de la decisión del Departamento de Justicia & # x2019 contra & # xA0releasing & # xA0a whistle- soplador & # x2019s denuncia al Congreso. & # xA0

En el centro de la controversia se encuentra una llamada telefónica entre el presidente y el presidente ucraniano Volodymyr Zelenskiy que se centró en el ex vicepresidente Joe Biden y su hijo, Hunter Biden. & # x201C Hay & # x2019s mucho hablar sobre Biden & # x2019s hijo, que Biden detuvo la acusación y mucha gente quiere saber sobre eso, así que cualquier cosa que puedas hacer con el fiscal general sería genial & # x201D Trump dijo. & # xA0

El Departamento de Justicia se negó a investigar las acusaciones incluso después de que Michael Atkinson, el inspector general de la comunidad de inteligencia, las elevara a un asunto de & # x201Curgente preocupación & # x201D. El departamento dijo que Barr no estaba involucrado en esa decisión, y agregó que & # Nunca habló con el presidente sobre los vínculos de Biden con Ucrania. Aún así, los críticos están haciendo sonar las alarmas acerca de que Barr no protegió al departamento y la independencia histórica del presidente y su responsabilidad de defender el estado de derecho.

Los fiscales generales se han mantenido en ese estándar durante años & # x2013 y por una buena razón. Sin embargo, los predecesores de Barr & # x2019 han logrado acumular un gran historial de amiguismo a lo largo de los años. Al igual que con tantas fallas en el sistema de gobierno de Estados Unidos, esta se remonta a su fundación.

En ese entonces, no había un & # x201CDepartamento de Justicia & # x201D y el fiscal general flotaba entre los tres poderes del gobierno. & # x201CI soy una especie de mestizo entre el Estado y los EE. UU. llamado oficial de algún rango por debajo de este último, pero empujado para ganarse la vida en el primero, & # x201D, dijo Edmund Randolph, el primer abogado de primer nivel de la nación.

Debido a que el cargo era independiente e impotente, los hombres que ocupaban el cargo rara vez eran corruptos o políticos. En un análisis en profundidad, el experto en derecho de la Universidad de Fordham, Jed Shugerman, descubrió que la mayoría de las personas nombradas en el siglo XIX tendían a ser abogados profesionales, no piratas políticos.

Las únicas excepciones surgieron durante la administración de Andrew Jackson & # x2019, que hizo afirmaciones sin precedentes de poder ejecutivo, y durante la administración de Ulysses S. Grant & # x2019, que se hizo famosa por la corrupción. De lo contrario, la oficina era básicamente independiente, aunque solo fuera porque no había mucho que pudiera hacer para implementar la licitación del presidente.

En 1870, el Congreso creó el Departamento de Justicia. Shugerman ha argumentado de manera persuasiva que este fue un paso importante en la profesionalización del derecho. El congresista Thomas Jenckes, el hombre más responsable de la nueva agencia, vio esta medida como parte de una limpieza más amplia de la burocracia federal, reemplazando los trabajos de patrocinio con puestos asalariados.

Pero había un pequeño problema con su plan: colocaba al departamento bajo el control directo del poder ejecutivo. Como han observado recientemente los eruditos legales Bruce Green y Rebecca Roiphe, eso creó el potencial para la apariencia, si no la realidad, de una influencia indebida. Era solo cuestión de tiempo antes de que un presidente decidiera abusar de su poder.

El presidente William Howard Taft fue el primero que se atrevió a hacerlo, interfiriendo con la investigación criminal de su corrupto secretario del Interior. Esto fue controvertido, pero lo peor estaba por venir. & # XA0

El presidente Woodrow Wilson finalmente elevó a un político corrupto y aliado, A. Mitchell Palmer, a la cima del Departamento de Justicia. El secretario privado de Wilson & # x2019s le dijo al presidente que la oficina ejercía un gran poder político. No debemos confiarlo a nadie que no esté en corazón y alma con nosotros. & # X201D

Wilson presidió la erosión del departamento y la independencia de 2019, pero su sucesor, Warren G. Harding, tuvo la audacia de nombrar a su propio director de campaña, Harry Daugherty, como fiscal general. Por supuesto, Daugherty abusó de la oficina. Tomó represalias contra los investigadores del Congreso y estuvo implicado en una serie de planes corruptos vinculados al presidente, incluido el escándalo de la cúpula de la tetera.

Tales hombres eran lo que Shugerman denominó el modelo de fiscal general & # x201Ccrony & # x201D. & # XA0.

El presidente Franklin Roosevelt no era un santo en este sentido. Su primer fiscal general fue Homer Cummings, un aliado político cercano y jefe del Comité Nacional Demócrata. Roosevelt & # xA0 también se sumó al poder de la oficina & # x2019, entregándole el control sobre los fiscales y alguaciles estadounidenses. Si bien Cummings no era corrupto, estaba lejos de ser independiente. De hecho, encabezó el infame intento de Roosevelt de llenar la Corte Suprema.

Sin embargo, el ideal de independencia profesional se mantuvo vivo y coleando entre los miles de hombres y mujeres que integran el Departamento de Justicia. En la era de la posguerra, el fiscal general podría haber sido un aliado político del presidente y el presidente John F. Kennedy nombró a su propio hermano para el cargo, pero el departamento mantuvo una cierta racha independiente.

Luego vino el presidente Richard Nixon, quien consideraba al Departamento de Justicia su feudo personal. Mucho antes de los eventos que llevaron a su juicio político, Nixon aplastó una investigación de International Telephone and Telegraph, un importante donante del Partido Republicano que busca la aprobación para una fusión.

& # x201C Lo de TI & ampT & # x2014 quédate fuera de esto. ¿Está claro? Eso es & # x2019s una orden & # x201D Nixon le dijo al fiscal general adjunto Richard Kleindienst, según una cinta de la conversación de la Casa Blanca. & # XA0

& # x201COkay, & # x201D Kleindienst respondió dócilmente.

Su jefe, el fiscal general John Mitchell, ocasionalmente rechazó a Nixon, aunque sin mucho impacto. & # x201C Simplemente le repugna hacer estas cosas horribles, pero & # x2019 tienen que hacerse & # x201D, se quejó Nixon. Mitchell finalmente se unió a la campaña presidencial de Nixon & # x2019 por hechos sucios que luego conducirían a la cárcel, reemplazado por el milquetoast Kleindienst. & # XA0

Después de que Nixon dimitiera en desgracia, parecía que el escándalo traería consigo una reforma seria. Un proyecto de ley propuesto en el Senado habría hecho al Departamento de Justicia completamente independiente del poder ejecutivo. Pero el Congreso no pudo apretar el gatillo de una reforma tan sustancial. En cambio, las audiencias sobre el proyecto de ley provocaron las habituales invocaciones al profesionalismo y la ética. Hubo muchos lamentos sobre la independencia de la fiscalía, pero no muchos cambios.

En la década de 1980, volvieron a los problemas habituales, con el fiscal general de Reagan & # x2019, Edwin Meese, advirtiendo indebidamente al presidente sobre la inminente investigación Irán-Contra. Pero otras administraciones resucitaron la apariencia, si no la realidad, de un fiscal general independiente y del Departamento de Justicia.

Que es lo que hace que las acusaciones actuales sean tan desconcertantes. Si es cierto, el denunciante & # x2019s queja & # x2013 de que & # x201C el fiscal general Barr parece estar involucrado, también & # x201D en un plan para & # x201Csolicitar la interferencia de un país extranjero & # x201D & # x2013 confirma que cualquier muro de profesionalismo construido desde que Watergate fue destruido.

Pase lo que pase, el Congreso debe reconocer que no hay nada particularmente sacrosanto en la estrecha relación actual entre la oficina del presidente, el fiscal general y el Departamento de Justicia en general. Es un accidente histórico.

Y, como ha demostrado Donald Trump, un accidente está a punto de ocurrir.

Esta columna no refleja necesariamente la opinión del consejo editorial o de Bloomberg LP y sus propietarios.


Contenido

Editar en todo el Reino Unido

Antes de la formación del Gobierno de Coalición en mayo de 2010, el ministerio se ocupaba de las relaciones entre el Gobierno británico y las tres administraciones delegadas: el Ejecutivo de Irlanda del Norte, el Gobierno de Escocia y el Gobierno de Gales.

La responsabilidad de la devolución se transfirió luego al puesto restablecido de Viceprimer Ministro, con sede en la Oficina del Gabinete. También asumió la responsabilidad de la reforma política y constitucional, incluida la reforma de la Cámara de los Lores, la cuestión de West Lothian, la política electoral, la reforma de financiación de los partidos políticos y la sucesión real.

Después de 2015, la responsabilidad de la devolución se transfirió de nuevo al ministerio, así como a las tres oficinas para Escocia, Gales e Irlanda del Norte hasta 2019, cuando se transfirió al Ministro de la Unión en la Oficina del Primer Ministro. Actualmente, el cargo lo ocupa el primer ministro Johnson. La reforma de la Cámara de los Lores se entregó al líder de la Cámara de los Lores y a la Oficina del Gabinete. La cuestión de West Lothian se entregó al líder de la Cámara de los Comunes, al igual que la política electoral y la reforma de financiación de los partidos políticos, que ahora está a cargo del Comité de Presidentes de Reforma Electoral y el líder de la Cámara. La sucesión real fue devuelta al ministerio.

El Secretario de Estado de Justicia tenía la responsabilidad de una comisión sobre una declaración de derechos británica. La declaración de derechos británica fue un plan para implementar los derechos humanos a través de la ley nacional, en lugar de que el Convenio Europeo de Derechos Humanos sea parte de nuestra ley a través de la Ley de Derechos Humanos de 1998. Esto también terminará con la autoridad vinculante del Tribunal Europeo de Derechos Humanos. tiene sobre los tribunales británicos. [8] Esto se archivó más tarde, pero recientemente, ha ganado apoyo desde que el Reino Unido abandonó la Unión Europea.

El Ministerio de Justicia conservó las siguientes competencias en todo el Reino Unido:

  • Política de justicia internacional y de la Unión Europea
  • Libertad de información y protección de datos
  • Derechos humanos y libertades civiles
  • El Tribunal Supremo del Reino Unido

Como oficina del Lord Alto Canciller de Gran Bretaña, el ministerio también es responsable de la política relacionada con los Lord Tenientes (es decir, los representantes personales de la Reina), cuestiones reales, eclesiásticas y hereditarias "no delegadas" y otras cuestiones constitucionales. aunque la definición exacta de estos no está clara. [9]

El puesto de Lord Canciller de Irlanda fue abolido en 1922, aunque Irlanda del Norte sigue siendo parte del Reino Unido. La autoridad del Lord Canciller de Irlanda fue transferida al Secretario de Estado de Irlanda del Norte, actualmente Brandon Lewis. [10]

Solo Inglaterra y Gales Editar

La gran mayoría del trabajo del Ministerio de Justicia se lleva a cabo en Inglaterra y Gales. El ministerio no es responsable de la política de justicia penal descentralizada, los tribunales, las prisiones o los asuntos relacionados con la libertad condicional en Escocia o Irlanda del Norte.

Dentro de la jurisdicción de Inglaterra y Gales, el Ministerio de Justicia es responsable de garantizar que todos los presuntos delincuentes (incluidos niños y jóvenes) sean tratados adecuadamente desde el momento en que son arrestados hasta que los delincuentes condenados hayan cumplido su condena. [11] Por lo tanto, el ministerio es responsable de todos los aspectos del derecho penal, incluidos el alcance y el contenido de los delitos penales. Sus responsabilidades se extienden a la puesta en servicio de los servicios penitenciarios (a través del Servicio Nacional de Gestión del Delincuente), la rehabilitación y reducción de delitos, el apoyo a las víctimas, el servicio de libertad condicional y el sistema extrajudicial, la Junta de Justicia Juvenil, la política de sentencias y libertad condicional, lesiones criminales indemnización y la Comisión de Revisión de Casos Penales. El Fiscal General de Inglaterra y Gales (también Abogado General de Irlanda del Norte) trabaja con el Ministerio de Justicia para desarrollar la política de justicia penal. [12]

Otras responsabilidades limitadas a Inglaterra y Gales incluyen la administración de todos los tribunales y cortes, el registro de tierras, la asistencia legal y la regulación de los servicios legales, los médicos forenses y la investigación de muertes, la justicia administrativa y el derecho público, el mantenimiento del poder judicial, la tutela pública y incapacidad mental, supervisión de pacientes restringidos detenidos en virtud de la Ley de Salud Mental de 1983 y derecho civil y justicia, incluido el sistema de justicia familiar y el reglamento de gestión de reclamaciones.

Dependencias de la corona Editar

El Ministerio de Justicia es el departamento que facilita la comunicación entre las dependencias de la Corona, es decir, Jersey, Guernsey y la Isla de Man, y el Gobierno de Su Majestad. Estas son posesiones autónomas de la monarca británica, a través de sus títulos como Duque de Normandía en las Islas del Canal y Señor de Mann en la Isla de Man.

Tramita la legislación para el asentimiento real aprobada por las asambleas legislativas insulares y consulta con las islas sobre la extensión de la legislación británica. También garantiza que la legislación británica pertinente se extienda a las islas sin problemas. [13]

Los Ministros del Ministerio de Justicia son los siguientes: [14]

  • revisión de violación
  • demanda del sistema de justicia penal transversal
  • justicia rápida con enfoque en el crimen con cuchillo Reducción de la reincidencia (trabajo conjunto con Lucy Frazer QC MP): Apoyo en la junta de justicia penal y el Grupo de Trabajo contra el Crimen del Primer Ministro Monitoreo electrónico (trabajo conjunto con Lucy Frazer QC MP) Licitaciones de Revisión de Gastos Conjuntos de Drogas y Alcohol.

La Secretaria Permanente del Ministerio de Justicia es Antonia Romeo, quien en virtud de su cargo es también Secretaria de la Corona en Cancillería.


Los primates a menudo tienen nociones de equidad y participación, y las violaciones se castigan con la exclusión o el destierro de los grupos sociales. En la historia de la humanidad, antes de la agricultura, las culturas más nómadas tenían sistemas de castigo por comportamiento o resistencia. Con el desarrollo de la agricultura, que llevó a ciudades y culturas más densamente pobladas y comportamientos para abordar los temores de que las personas se aprovechen o causen daño a otros, se desarrollaron sistemas de castigo más formales para los delitos, independientemente en todo el mundo, o basados ​​en otras culturas. , incluidos los desarrollados en las primeras leyes babilónicas de Hammurabi y el Código Hammurabic.

En el Antiguo Egipto se creó una fuerza policial en la época de la Quinta Dinastía (siglos XXV-XXIV a. C.). Los guardias, elegidos por reyes y nobles de entre los militares y exmilitares, tenían la tarea de detener a los criminales y proteger las caravanas, los lugares públicos y los fuertes fronterizos antes de la creación de un ejército permanente. La policía utilizó herramientas letales y no letales (como bastones de madera) y utilizó monos y perros.

Durante el reinado de Amenemhat I (1991 a. C. - 1962 a. C.) se estableció y empleó el papel de los jueces profesionales para decidir los casos judiciales. La policía se centró específicamente en la aplicación de la ley, mientras que un ejército permanente recién creado se utilizó para cumplir con las otras tareas anteriores de la policía. [1]

La aplicación de la ley en la antigua China estaba a cargo de "prefectos". La noción de "prefecto" en China existe desde hace miles de años. El sistema de la prefectura se desarrolló en los reinos de Chu y Jin durante el período de primavera y otoño. En Jin, había docenas de prefectos repartidos por todo el estado, cada uno con una autoridad y un período de empleo limitados.

En la antigua China, bajo el gobierno de Dang Lin Wang, surgió un nuevo sistema judicial. Este nuevo sistema tenía prefectos designados por magistrados locales, quienes a su vez eran designados por el jefe de estado, generalmente el emperador de la dinastía. Los prefectos supervisaban la administración civil de su "prefectura" o jurisdicción.

Los prefectos generalmente informan al magistrado local, al igual que la policía moderna informa a los jueces. Debajo de cada prefecto había "subprefectos" que ayudaban colectivamente con la aplicación de la ley en el área. Algunos prefectos eran responsables de manejar las investigaciones, al igual que los detectives de la policía moderna.

Con el tiempo, el concepto de "sistema de prefectura" se extendería a otras culturas como Corea y Japón. La aplicación de la ley en la antigua China también era relativamente progresiva, lo que permitía tener prefecturas. Algunos ejemplos de antiguos prefectos chinos incluyen: Chong Fu, prefecto del distrito de Ying en la dinastía Han del Este, y Ching Chow, prefecto de la moderna provincia de Shang-tung. Un ejemplo de una mujer prefecta sería Lady Qu [2] de Wuding (sirviendo en 1531 - c. 1557).

En la antigua China, cuando ocurren incidentes judiciales menores, como robos, el cliente informa a un oficial de policía (también conocido como alguacil) en la oficina de la prefectura. Para atrapar a un ladrón, un agente puede arrestar a otro ladrón provocándolo con una oportunidad falsificada y usar el conocimiento del mismo campo del ladrón para predecir el en cuestión. El ladrón asistente aún sería castigado por robo, pero dado que ayudó al oficial, su castigo se reduciría. [3]

Según la ley Ming, los oficiales de policía tienen un horario estricto para arrestar a los criminales. Suelen disponer de treinta días para detener a los delincuentes emitidos. Si los oficiales no capturan a los criminales asignados después de treinta días o del plazo asignado, estarán sujetos a castigos físicos. El arresto exitoso de criminales genera ascensos de oficiales de policía. Sin embargo, este método a menudo estaba sujeto a abusos para obtener promociones rápidamente. [4]

Los agentes de policía fueron nombrados por los jefes de las poblaciones. Estos oficiales seleccionados, sin embargo, no fueron reconocidos como parte de los magistrados porque eran simplemente corredores. [5]

Aproximadamente uno de cada cuatro casos judiciales presenta a oficiales corruptos que aceptan sobornos para ignorar ciertos delitos o, a veces, incluso ayudar a los delincuentes. [6] Agentes que se centran en la construcción de redes sociales que pueden incluir delincuentes en lugar de dar ejemplos de prevención de delitos. [7]

En su mayor parte, el crimen se consideraba un asunto privado en la Antigua Grecia y Roma. Incluso en el caso de delitos tan graves como el asesinato, la justicia es prerrogativa de la familia de la víctima y la guerra privada o la venganza el medio de protección contra la delincuencia. Los esclavos de propiedad pública fueron utilizados por los magistrados como policías en la Antigua Grecia. En Atenas, un grupo de 300 esclavos escitas se utilizó para vigilar las reuniones públicas para mantener el orden y para el control de multitudes, y también ayudó a lidiar con los criminales, maltratar a los prisioneros y hacer arrestos. Otros deberes asociados con la policía moderna, como la investigación de delitos, se dejaron a los propios ciudadanos. [8] El Imperio Romano tenía un sistema de aplicación de la ley razonablemente eficaz hasta el declive del imperio, aunque nunca hubo una fuerza policial real en la ciudad de Roma. Cuando bajo el reinado de Augusto la capital había crecido a casi un millón de habitantes, creó 14 barrios, que fueron protegidos por siete escuadrones de 1.000 hombres. [9] Si era necesario, podrían haber pedido ayuda a la Guardia Pretoriana. A partir del siglo V, la vigilancia se convirtió en una función de los jefes de clanes y jefes de estado. [ cita necesaria ]

Durante la Edad Media, el crimen y el castigo se enfrentaron a través de enemistades de sangre (o juicio por ordalía) entre las partes. El pago a la víctima (o su familia), conocido como wergild, era otro castigo común, incluso por delitos violentos. Para aquellos que no podían permitirse el lujo de salir del castigo, las duras penas incluían diversas formas de castigo corporal. Estos incluyeron mutilación, azotes, marcas y azotes, así como ejecución. Västgötalagen especifica exactamente cuánto pagar, en todo caso, dependiendo de quién fue asesinado. La forma principal de castigo administrado por el estado durante la antigüedad y la Edad Media fue el destierro o el exilio. Aunque una prisión, Le Stinche, existía ya en el siglo XIV en Florencia, [10] el encarcelamiento no se utilizó ampliamente hasta el siglo XIX. Más bien, se utilizó para detener a los presos antes del juicio o para encarcelar a personas sin un proceso judicial.

El sistema anglosajón de mantenimiento del orden público era un sistema privado de diezmos, desde la conquista normanda dirigida por un alguacil, que se basaba en una obligación social por la buena conducta de los demás más común era que los señores y nobles locales eran responsables de mantener el orden en sus tierras y, a menudo, nombraba a un agente, a veces sin sueldo, para hacer cumplir la ley.

Cuando los primeros colonos llegaron por primera vez a Estados Unidos, no incluían abogados capacitados ni otras personas con conocimiento de la ley. Muchas partes del sistema de justicia penal en la América colonial eran similares a las de Inglaterra, Francia y la República Holandesa. Poco a poco las influencias francesas y holandesas desaparecieron en las islas. Lo que quedaba era la idea básica que muchos tenían del sistema de derecho consuetudinario inglés.

Este sistema fue el más conocido por los colonos del siglo XVII. El sistema de derecho consuetudinario incluía un conjunto de reglas que se usaban para resolver problemas en la sociedad. Se basaba en la historia de las decisiones que habían tomado los jueces anteriores en lugar de en códigos o leyes legislativas. Este sistema hizo una distinción entre dos tipos básicos de delitos: delitos graves y delitos menores. El proceso legal, principalmente por delitos más graves, involucró a un gran jurado, compuesto por miembros de la comunidad, que decidía si había suficientes pruebas para el enjuiciamiento. Sin embargo, en estos procesos no se dispuso de fiscales ni fiscales. La víctima del delito fue la encargada de instigar la persecución y financiarla. Fueron estos principios fundamentales los que se quedaron con los colonos y se utilizaron selectivamente para crear un sistema de justicia penal nuevo y único.

Muchos factores influyeron en el proceso de selección de los colonos mediante el cual construyeron su enfoque de la justicia penal. Como se mencionó anteriormente, no había expertos legales profesionales y pocos recursos legales disponibles. Esto dejó mucho espacio para la creatividad y los errores. Los colonos fueron abandonados en gran medida a sus propios recursos con respecto a los detalles de su sistema de justicia penal en desarrollo. El nuevo entorno que encontraron los colonos en el Nuevo Mundo, especialmente en la frontera occidental, también afectó la forma en que se formó la ley. El sistema fue moldeado para adaptarse a las necesidades de los colonos a medida que se asentaban más y más hacia el oeste. El vigilantismo fue un subproducto inevitable de las fallas del desarrollo de la justicia en Estados Unidos. La religión, especialmente al principio del período colonial, ejerció una fuerte influencia en la elaboración de leyes. Los códigos legales, como el Libro de las Leyes Generales y Libertades de la Colonia de la Bahía de Massachusetts de 1648, contenían referencias bíblicas muy fuertes, más que las de Inglaterra. Aunque este impacto religioso se sintió con más fuerza en las colonias puritanas, ideas similares también fueron evidentes entre otros colonos. Muchos códigos penales improvisados ​​coloniales consideraban delitos la mentira, la holgazanería, la embriaguez, ciertos delitos sexuales e incluso el mal comportamiento. Estos crímenes moralistas se derivaron de la relación del crimen con el pecado y el pecado con el crimen. Además del factor religioso, los colonos tenían en alta estima la libertad individual. Esto más tarde influyó en los códigos penales más contemporáneos.

Sheriff del condado Editar

Además de ser uno de los funcionarios de justicia penal más importantes del período colonial en Estados Unidos, el alguacil del condado tenía otras responsabilidades. Estos incluían la recaudación de impuestos, la realización y supervisión de elecciones y el manejo de cualquier otro negocio legal en la comunidad. Con tal carga de trabajo, los alguaciles eran generalmente las figuras políticas más importantes del condado y representaban al gobernador y al gobierno inglés. En el sistema de justicia penal de la época, el alguacil actuó como un funcionario reactivo. Su trabajo consistía en dar seguimiento a las quejas o información de mala conducta de los demás ciudadanos. Se le pagaba a través de un sistema de tarifas en lugar de un salario fijo que provenía principalmente de la recaudación de impuestos. Esto disuadió a muchos alguaciles de concentrarse en gran medida en la aplicación de la ley. Estos altos poderes a menudo condujeron a la corrupción en este campo con malversación de fondos y otras irregularidades en la recaudación de impuestos y tarifas.

Jueces y magistrados Editar

Los jueces también se conocen como magistrados o jueces de paz. A pesar de que un juez ocupó cargos muy influyentes en sus condados, estaban lejos de los profesionales que son hoy. Por lo general, eran líderes religiosos o políticos. El juez del condado estaba a cargo del tribunal del área que presidía y creía con vehemencia que su papel en la sociedad era hacer cumplir la voluntad de Dios. Su comprensión de la voluntad de Dios generalmente hizo que los jueces coloniales buscaran confesiones y arrepentimiento de los acusados ​​en lugar de un castigo justo. El objetivo principal era devolver el orden a la sociedad. La mayoría de los casos menores en el condado solo involucraron al juez, mientras que los delitos más graves fueron escuchados por un tribunal de varios jueces. Los tribunales se reunían solo periódicamente, lo que ralentizaba las sentencias de delitos graves.

Tribunales coloniales Editar

Aunque los tribunales coloniales imitaban de cerca los procedimientos de los tribunales de Inglaterra, eran mucho más simples e informales. También se pusieron a disposición de todos y se utilizaron para aliviar tensiones y conflictos en la comunidad. Además de escuchar las disputas de los colonos locales, los tribunales también tenían las responsabilidades de los poderes legislativo, ejecutivo y judicial del gobierno del condado. Estas responsabilidades ilustraron la naturaleza altamente no especializada de las agencias gubernamentales coloniales. Los tribunales se conectaron a un papel informal en la vida social y económica del condado. Aunque algunos tribunales de condado estaban presididos por un juez, algunos constaban de diez a quince jueces. Sin embargo, los tribunales con muchos jueces se reunían con poca frecuencia y esto hacía que fuera casi imposible llevar a cabo cualquier negocio legal de una manera rápida y eficiente. El asunto era aún peor en el interior del país, donde a menudo había una falta total de tribunales para resolver cualquier conflicto o realizar servicios gubernamentales.

Proceso legal Editar

El proceso legal de los juicios en la América colonial fue bastante diferente del moderno en muchos aspectos. Después de que se denunciara un presunto delito, un magistrado o juez consideraría las pruebas presentadas y decidiría si se trataba de un delito real. If the magistrate decided that a crime was indeed committed the accused was apprehended and sent to be questioned by the magistrate. The interrogation was usually held in the magistrate's own house with a few marshals or deputies as witnesses. However, during this step in the procedure, no lawyers were involved on behalf of either party. After the hearing the accused was usually free to leave until the trial without bail.

Just as in the interrogation, there was no defense attorney present at the trial and the proceedings moved quickly as each witness testified against the defendant. However, a district attorney, who was often appointed by the governor and assigned to a certain district or county, usually handled the prosecution. Unlike the prosecutors in England, who worked privately and for a payment from the victim, the district attorneys of colonial America handled the prosecution in almost all trials. The district attorney's position soon became one of the most important political position in county government because they often had to be elected.

The role of the defense attorney was minuscule, if not unheard of, in the colonial period. This stemmed from an English legal tradition of severely restricting the role of the defense to challenging or question narrow points of the law. In time the American practice of trials allowed a greater and more vigorous role to the defense of the accused. However, at that current time there were few trained lawyers to begin with and most defendants could not afford one.

Juries were also not used at that time and those who requested them were thought to be challenging the authority of the judge. Since the magistrate who had proclaimed the trial necessary was also the judge who presided over the trial, the verdict was quite often guilty. The main purpose of the trial was to give the defendant a chance to admit their guilt and repent. The theory behind the trial and punishment being very public was that they would serve to reinforce the rules of conduct and discourage others from acting out and breaking laws.

Protection of cities Edit

The colonists soon realized that a sheriff was not enough to keep their colonies safe and crime-free. Many villages and cities began adding other criminal justice agents to help maintain order. The rising populations were proving to be too much to handle for just one law enforcement agent in the county. The mayor was originally the chief law enforcement official, but he acted only in extreme circumstances. In addition to the sheriff, the mayor appointed a high constable and several lesser constables and marshals to help him. Those holding such positions had powers similar to those of the sheriff.

To protect their citizens during the night, many counties established a night watch, an institution of criminal justice originally inherited from Europe. The night watch consisted of a group of civilians who patrolled and kept watch over the city, making sure to look for fires, suspicious individuals, or possible riots. This was a collective responsibility, but few were willing to serve. Certain cities imposed fines on those who refused.

The night watch, though relatively effective, only served during the night. During the day, the responsibility of protecting innocent citizens and apprehending criminals fell to the constables and marshals. Soon a day watch was implemented in many areas. In extreme situations, such as riots, the colonial communities often had to call out the militia. Riots, a common disturbance in colonial America, occurred for many reasons including to contest elections, to protest economic conditions, or to enforce standards of morality. Even at the first sign of a riot the mayor or some other official would appear and literally read the riot act to the assembled crowd.

Punishments Edit

Depending on the crimes that the colonists committed, there were plenty of punishments to choose from. Most of the punishments were public, where heavy use of shame and shaming was included. Through the method of shaming, the criminal justice system meant more to teach a lesson than simply punish the offender. The “criminal” was almost always male. However, punishment for such crimes as witchcraft, infanticide, and adultery fell heavily on the women. In addition, much of the blame and punishment for crimes was attributed to those in the lowest rank in society.

Whipping was the most commonly used form of punishment, especially in the American South with slaves. Other frequently used punishments included branding, cutting off ears, and placing people in the pillory. These punishments were sometimes harsher, depending on the crimes committed. In Colonial America, executions were less common than in Europe. However, when such a method was used, it was most often a public hanging. Usually capital offenses, such as murder or rape, or repeated serious offenses constituted a need for an execution.

Imprisonment was uncommon in colonial America since the budding colonies did not have people to spare to keep the community in order. Every person was valuable for their working ability, and losing even one worker to lawkeeping was neither reasonable nor an efficient use of resources. In addition, colonial communities rarely had enough extra money to build a prison and feed prisoners.

Since probation was not yet known to the colonists, they used a system of nods to guarantee troublemakers would not cause any problems. Courts began to require many problem-causing people to put up money to make sure they would stay out of trouble. This system worked especially well in communities where everyone minded each other's business.

County jails Edit

In the early colonial period, prisons were not yet a major staple in the criminal justice system. They were used mainly for holding people who were awaiting trial rather than punishment. The early jails resembled ordinary houses in many aspects and had no distinctive architectural features. Prisoners were placed in rooms instead of cells and were not classified or segregated in any way. Men, women, and juveniles were mixed together causing many problems.

Overcrowding soon became a big concern, as well as poor sanitation. The jails turned into breeding houses of illness. Furthermore, the jails were even unable to fulfill their basic purpose of containing offenders within its walls. Escapes were very frequent. The prisons held not only those who were awaiting trial but also people who owed money, called debtors. These people were free during the day so they could work to pay off their debt but they returned to the jail at night. Other prisoners included the homeless, unemployed, or impoverished. They were expected to learn good work ethic during their stay.

The financial arrangements of the jailer were similar to those of the sheriff, especially since the same person usually held both jobs. He was paid by the county through a system of fees. Specific items such as food, clothing, and other things were submitted to the county commissioners for money. Just like other criminal justice positions with a lot of power, the jailer was often corrupt and was notoriously known for embezzling public funds, soliciting bribes from prisoners and their families, selling whiskey to the prisoners, and abusing the inmates.

Administration of justice in colonial America Edit

Crime problem Edit

The gradual development of a sophisticated criminal justice system in America found itself extremely small and unspecialized during colonial times. Many problems, including lack of a large law-enforcement establishment, separate juvenile-justice system, and prisons and institutions of probation and parole. Criminal matters were also not the top priority of the sheriff and the courts. The lack of a large institutional framework was a result of relatively small and homogenous colonial communities. These colonies were self-policing and social control was maintained by an omnipresent set of informal restrictions. They also depended on community pressure to regulate human conduct.

In Western culture, the contemporary concept of a police paid by the government was developed by French legal scholars and practitioners in the 17th century and early 18th century, notably with Nicolas Delamare's Traité de la Police ("Treatise of the Police", published between 1705 and 1738). El Alemán Polizeiwissenschaft (Science of Police) was also an important theoretical formulation of police.

The first statutory police force is believed to be the High Constables of Edinburgh, who were created by the Scottish parliament in 1611 to "guard their streets and to commit to ward all person found on the streets after the said hour". [11]

The first police force in the modern sense was created by the government of King Louis XIV in 1667 to police the city of Paris, then the largest city of Europe and considered the most dangerous European city. The royal edict, registered by the Parlamento of Paris on March 15, 1667 created the office of lieutenant général de police ("lieutenant general of police"), who was to be the head of the new Paris police force, and defined police as the task of "ensuring the peace and quiet of the public and of private individuals, purging the city of what may cause disturbances, procuring abundance, and having each and everyone live according to their station and their duties". [12] This office was held by Gabriel Nicolas de la Reynie, who had 44 commissaires de police (police commissioners) under his authority. In 1709, these commissioners were assisted by inspecteurs de police (police inspectors). The city of Paris was divided into 16 districts policed by the 44 commissaires de police, each assigned to a particular district and assisted in their districts by clerks and a growing bureaucracy. The scheme of the Paris police force was extended to the rest of France by a royal edict of October 1699, resulting in the creation of lieutenants general of police in all large French cities or towns.

However, this early conceptualization of police was quite different from today's police forces, exclusively in charge of maintaining order and arresting criminals. As conceptualized by the Polizeiwissenschaft, the police had an economical and social duty ("procuring abundance"). It was in charge of demographics concerns and of empowering the population, which was considered by the mercantilist theory to be the main strength of the state. Thus, its functions largely overreached simple law enforcement activities, and included public health concerns, urban planning (which was important because of the miasma theory of disease thus, cemeteries were moved out of town, etc.), surveillance of prices, etc. [13]

Development of modern police was contemporary to the formation of the state, later defined by sociologist Max Weber as detaining "the monopoly on the legitimate use of physical force", primarily exercised by the police and the military.

Modern police Edit

After the troubles of the French Revolution the Paris police force was reorganized by Napoléon I on February 17, 1800 as the Prefecture of Police, along with the reorganization of police forces in all French cities with more than 5,000 inhabitants. On March 12, 1829, a government decree created the first uniformed policemen in Paris and all French cities, known as sergents de ville ("city sergeants"), which the Paris Prefecture of Police's website claims were the first uniformed policemen in the world. [14]

In London, there existed watchmen hired to guard the streets at night since 1663. Watchmen were the first paid law enforcement in the country, augmenting the force of unpaid constables, but were not professionally organized. The word "police" was borrowed from French into the English language in the 18th century, but for a long time it applied only to French and continental European police forces. The word, and the concept of police itself, was "disliked as a symbol of foreign oppression" (according to Britannica 1911). Prior to the 19th century, the only official use of the word "police" recorded in the United Kingdom was the appointment of Commissioners of Police for Scotland in 1714 and the creation of the Marine Police in 1798 (set up to protect merchandise at the Port of London).

On June 30, 1800, the authorities of Glasgow, Scotland successfully petitioned the Government to pass the Glasgow Police Act establishing the City of Glasgow Police. This was the first professional police service in the world that differed from previous law enforcement in that it was a preventive police force. This was quickly followed in other Scottish towns, which set up their own police forces by individual Acts of Parliament. On September 29, 1829, the Metropolitan Police Act was passed by Parliament, allowing Sir Robert Peel, the then home secretary, to found the London Metropolitan Police. Based on the Peelian principles, this was the city's first full-time, professional and centrally-organised police force. [15] The Metropolitan Police officers were often referred to as ´Bobbies´ after Sir Robert (Bobby) Peel. They are regarded as the first modern police force and became a model for the police forces in most countries, such as the United States, and most of the then British Empire (Commonwealth). [16] [17] Bobbies can still be found in many parts of the world (for example in British Overseas Territories or ex-colonies such as Bermuda, Gibraltar or St Helena). The model of policing in Britain had as its primary role the keeping of the Queen's Peace and this has continued to the present day. [18] Many of the Commonwealth countries developed police forces using similar models, such as Canada, Australia and New Zealand.

In North America, the Toronto Police was founded in Canada in 1834, one of the first municipal police departments on that continent, followed by police forces in Montreal and Quebec City both founded in 1838. In the United States, the first organized police service was established in Boston in 1838, New York in 1844, and Philadelphia in 1854.

Early on, police were not respected by the community, as corruption was rampant. In the late 19th and early 20th century, there were few specialized units in police departments. [19]

In 1905, the Pennsylvania State Police became the first state police agency established in the United States, as recommended by Theodore Roosevelt's Anthracite Strike Commission and Governor Samuel Pennypacker. [20]

The advent of the police car, two-way radio, and telephone in the early 20th century transformed policing into a reactive strategy that focused on responding to calls for service. [19] In the 1920s, led by Berkeley, California police chief, August Vollmer, police began to professionalize, adopt new technologies, and place emphasis on training. [21] With this transformation, police command and control became more centralized. O.W. Wilson, a student of Vollmer, helped reduce corruption and introduce professionalism in Wichita, Kansas, and later in the Chicago Police Department. [22] Strategies employed by O.W. Wilson included rotating officers from community to community to reduce their vulnerability to corruption, establishing of a non-partisan police board to help govern the police force, a strict merit system for promotions within the department, and an aggressive, recruiting drive with higher police salaries to attract professionally qualified officers. [23]

Despite such reforms, police agencies were led by highly autocratic leaders, and there remained a lack of respect between police and the community. During the professionalism era of policing, law enforcement agencies concentrated on dealing with felonies and other serious crime, rather than focusing on crime prevention. [24] Following urban unrest in the 1960s, police placed more emphasis on community relations, and enacted reforms such as increased diversity in hiring. The Kansas City Preventive Patrol study in the 1970s found the reactive approach to policing to be ineffective. [25]

In the 1990s, many law enforcement agencies began to adopt community policing strategies, and others adopted problem-oriented policing. In the 1990s, CompStat was developed by the New York Police Department as an information-based system for tracking and mapping crime patterns and trends, and holding police accountable for dealing with crime problems. CompStat, and other forms of information-led policing, have since been replicated in police departments across the United States.


First guilty plea in Capitol riot investigation

Court documents show that those charged come from nearly every state, with Florida, Pennsylvania, and Texas topping the list in number of residents arrested. Roughly 90 percent of the total charged were men, and their average age was 40, according to figures compiled by the Program on Extremism at The George Washington University in Washington, D.C.

The majority of those charged are accused of lower-level offenses, such as entering a federal building without permission and trying to disrupt the official counting of the Electoral College vote for president. A few dozen face more serious charges of assaulting police officers or damaging government property.

Prosecutors have also filed conspiracy charges against members of the Proud Boys and Oath Keepers. They are accused of playing a more central role in planning and leading the Capitol siege or encouraging others to join it.

One member of the Oath Keepers, Jon Schaffer of Indiana, has pleaded guilty to entering the Capitol while wearing a tactical vest and armed with bear spray. He has agreed to cooperate with investigators.

Answering one of the big questions stemming from the riot, the chief medical examiner in Washington determined that U.S. Capitol Police Officer Brian Sicknick died the day following the siege after suffering two strokes. But investigators are still searching for whoever planted two pipe bombs at the national offices of the Republican and Democratic parties near the Capitol the night before the riot.

Pete Williams is an NBC News correspondent who covers the Justice Department and the Supreme Court, based in Washington.


A secure online account is available for people who are a party to a child support case or who have the authorization to access case information. Click here to create your online account.

Parents and Families

Parents and caretaker relatives may use an online account to view and update information about their case. With your online account, you can:

  • Update your personal information (address, phone number, email, etc.)
  • View payment and case information
  • View and track scheduled appointments
  • Upload documents
  • Correspond electronically with the Oregon Child Support Program

Attorneys

An online account can give you access to case information for your clients with a child support case.

Third-Party Inquiries

For payment records for third-party inquiries (including income verification requests related to housing), please submit a signed Authorization to Disclose Support Records (PDF) » by email to [email protected] If you do not have email, fax it to 503-947-2578.

Nota: If you obtain information fraudulently or without specific authorization, you may be subject to civil and criminal prosecution.

Title Companies and Escrow Agents

Contact the Title and Escrow Assistance Desk by email or by phone at 503-986-2518 to discuss any real estate transaction. Title companies and escrow agents can contact us to establish accounting services or determine whether a case for a customer already exists with the Oregon Child Support Program.

Insurance Payments and Settlements

If you have any information regarding an insurance or other settlement that may be payable to someone who owes child support, please contact:


The department of Criminal Justice, History, and Social Sciences is excited to offer you undergraduate, graduate, and certificate programs in Criminal Justice, Unified Public Safety Administration, Homeland Security, History, Pre-Law and Paralegal Studies, as well as Global Security and Intelligence. Our faculty and staff look forward to working with you to create the degree plan that is right for you!

NSU selected as one of The Best Online Bachelor's in Law Enforcement programs for 2018!

NSU Paralegal Program Selected as Best Value for 2017!

NSU Law Enforcement Program Selected as Best Value for 2017!

NSU Selected as one of the Best Online Bachelor's in Criminal Justice Programs for 2017!


Ver el vídeo: capsula simbolos de la justicia parte 1


Comentarios:

  1. Fakhir

    y este tiene el analogo?

  2. Joash

    ¿Cuánto tiempo puedes decir ...

  3. Teithi

    Inventaste rápidamente una respuesta tan incomparable?

  4. Coughlan

    Bien hecho, que palabras..., genial idea



Escribe un mensaje